sábado, 27 de marzo de 2010

Asi pues...


Quizás las prisas apostaron por ambos descaradamente,
pero olvidaron concedernos un imperioso sosiego,
que anda disoluto por dos mundos que no se reconocen,
pero que tentadoramente siempre se buscan,
y desgarradoramente siempre se reencuentran.
(...)
...Entonces¿QUÉ?

5 comentarios:

  1. Creo que a eso se le llama pasión.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Entonces estírate en le mar
    no luches contra las olas
    solo disfruta del calor del sol
    y ten fe
    la corriente te llevará a buen puerto
    tu aurea así lo transmite.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Entonces convertir dos mundos en uno.

    Un gran saludo.

    ResponderEliminar